La diversidad paisajística es, precisamente, uno de los principales atractivos de Canarias

EFE.- Canarias ha acogido en los últimos cinco años el rodaje de cinco superproducciones y una quincena de largometrajes nacionales, lo que convierte a las islas en uno de los nuevos destinos favoritos para cineastas internacionales y nacionales.

CARTEL Islas de Cine 2014

“Furia de titanes”, “Ira de titanes”, “A todo gas 6”, “Exodus” y “En el corazón del mar” son las superproducciones rodadas en el archipiélago en islas con paisajes tan diferentes como La Gomera, Fuerteventura, Tenerife, Gran Canaria y Lanzarote.

Esta diversidad paisajística es, precisamente, uno de los principales atractivos de Canarias, donde se puede pasar de una zona desértica a un bosque subtropical y de una ciudad colonial a un pueblo de pescadores sólo con cambiar de isla, destaca en una entrevista el director de Cultura del Gobierno canario, Xerach Gutiérrez.

“Las productoras eligen Canarias por su buena comunicación y por su buena oferta hotelera y hostelera”, asevera el director de Cultura, quien ha detallado que sólo en el primer trimestre del año 2013 los rodajes dejaron en la isla de Tenerife 4 millones de euros relacionados con la contratación de bienes y servicios.

El archipiélago, que se “vende” como el lugar con el mejor clima del mundo con 21 grados de media anual y 4.800 horas de luz al año, también resulta atractivo por los incentivos fiscales que ofrece a las producciones cinematográficas para contrarrestar los altos costes que suponen el traslado de personal y material a las islas.

Las inversiones en obras audiovisuales realizadas en Canarias permiten, entre otras ventajas fiscales, una deducción de 20 puntos porcentuales por encima de la prevista en la normativa nacional y acogerse al régimen especial de la Zona Especial Canaria, que permite a las empresas tributar al 4% en el Impuesto sobre Sociedades.

Iñaki Ros, jefe de producción de Tornasol Films, productora que en estos momentos graba en Tenerife la película “Tiempo sin aire”, asegura que esta isla ofrece una variedad de localizaciones que le ha permitido viajar a Guaranda (Colombia) sin salir de Buenavista y Garachico, dos municipios del norte de la isla.

Asimismo, destaca la colaboración con la que se ha encontrado, tanto por parte de las administraciones públicas a la hora de facilitar los permisos, como por el lado de las empresas privadas, que han respondido de forma “excelente” a las demandas de la productora.

El director estadounidense Ron Howard debió pensar lo mismo de La Gomera según la carta que envió al Cabildo de La Gomera para agradecer “la cálida acogida y cooperación” de la que fue objeto durante su estancia en esta isla para rodar “En el corazón del mar”.

Esta película, que generó unos beneficios para La Gomera unos 150 puestos de trabajo y unos 10 millones de euros, es la primera superproducción que se ha rodado en la isla.

Otra supeproducción, “Exodus”, un filme de Ridley Scott rodado en Fuerteventura, dejó en esta isla unos siete millones de euros correspondientes a dietas de los trabajadores además de todo tipo de gastos en transporte, alojamiento y compra de materiales, según datos del Cabildo facilitados a Efe.

En esta ocasión, los paisajes de Fuerteventura, junto con Lanzarote la más árida de las islas, se convertieron durante seis semanas en el desierto del Sinaí, escenario de la marcha de Moisés de Egipto.

“Exodus”, probablemente la película más importante rodada en España (Almería y Fuerteventura) en los últimos 20 años, según el presidente de la Spain Film Commission, Carlos Rosado, tuvo un impacto económico de 43 millones de euros en nuestro país y permitió ingresar al Estado en concepto de IVA e IRPF más de siete millones.

En la misma provincia y a unos 83 kilómetros de Fuerteventura, en la isla de Gran Canaria, se rodaron varias secuencias de “A todo gas 6”, una superproducción estrenada en 2013 que generó gran expectación ya que su grabación dependía de que finalizaran a tiempo las obras de ampliación de la GC-2 en el tramo Pagador-Guía, recuerda el consejero de Turismo del Cabildo de Gran Canaria, Melchor Camón.

Sin embargo, el filme que más importancia ha tenido para Gran Canaria ha sido “REC4”, de Jaume Balagueró, ya que dejó unos 600.000 euros en los dos meses que se estuvo grabando en el puerto grancanario de La Luz.

En Tenerife, sin embargo, todavía se recuerda el rodaje de “A todo gas 6” por la carretera de Punta de Teno, donde algunos curiosos se acercan para conocer cómo es la vía por la que los coches de la película superaron los 300 kilómetros por hora.